Alguien lo tiene que decir. Porqué Dogecoin y Litecoin deberían desaparecer

No hay ninguna duda sobre el papel predominante de Bitcoin sobre el resto de criptomonedas en el mercado actual. Sin embargo, son muchas quienes intentan hacer creer a los usuarios que su moneda es mejor, más rápida, más segura o más orientada a ciertos usuarios. Pero nada más lejos de la realidad. Dogecoin y Litecoin son un ejemplo claro del contenido sin sustancia.


Pump and dump

La mayoría de características que dicen tener los seguidores o desarrolladores de estas monedas no llegan a ser más que humo y publicidad para crear demanda, inflar el precio de la moneda y vender las reservas dejando a los poseedores de la moneda arruinados.

Por otra parte, hay otras monedas que sí aspiran a compartir podium con Bitcoin. Por desgracia, muchas de éstas no aportan prácticamente nada nuevo al mundo de las criptomonedas a pesar de gozar de muchísima popularidad, gran parte basada más en la especulación que en su utilidad.

Litecoin y Dogecoin son dos de estas monedas. Cada una aparenta tener ciertas novedades y una gran comunidad detrás, pero a la hora de la verdad sus novedades son ínfimas y la comunidad se mantiene gracias a esperanzas sin fundamento.

Litecoin

La llamada hasta la saciedad “la plata de Bitcoin” fue una de las primeras altcoins en surgir allá por 2013. En aquellos momentos existían dos puntos por los que Bitcoin era duramente criticada: ASICs y tiempo por transacción.

Charlie Lee, actualmente trabajando para Coinbase, copió el código de Bitcoin-QT y modificó algunos parámetros como el número de monedas máximo -de 21 millones de bitcoins a 84 millones de litecoins-, el script de minado -de SHA-256 a scrypt- y el tiempo medio por cada bloque -de unos 10 minutos para Bitcoin a 2,5 minutos para Litecoin. Nada más.

A partir de su creación, Litecoin pasó su momento de especulación y su periodo de estabilización. Con los rumores de ser incluida en MtGox, el mayor exchange de aquel momento, hicieron disparar su precio de unos 4 dólares por litecoin hasta casi los 50 dólares. Desde entonces su precio ha ido bajando a un ritmo constante, estando ahora por debajo de los 2 dólares por cada litecoin.

Sus seguidores defienden la existencia de Litecoin mostrando su volumen de mercado. Sin embargo, gran parte de este volumen se basa en exchanges chinos, famosos por no cobrar comisión en las transacciones e inflar su volumen artificialmente. El uso real de Litecoin es despreciable.

Dogecoin

Dogecoin tiene una historia mucho más controvertida si cabe. Creada tomando Litecoin como referencia, Dogecoin nació como una burla hacia las demás criptomonedas, usando un meme por entonces popular sobre la cómica cara de un perro shiba inu. La moneda ganó tracción y el desenfado con el que se trataba hizo que su comunidad creciese hasta casi igualar la de Bitcoin.

Pero es sólo la comunidad quien apoya, o apoyaba, a Dogecoin. En el aspecto técnico no aporta nada, incluso su minería ha sido fusionada con la de Litecoin para no perder potencia. El único cambio digno de mencionar es su sistema inflacionario, en el que no habrá número máximo de monedas producido y cada unidad irá perdiendo valor con el tiempo.

Es su uso en propinas por el que los seguidores de Dogecoin defienen su existencia. Aún así, su popularidad va decreciendo ante la ausencia de novedades que mantengan a flote su desarrollo.

No necesitamos plata ni bronce

Ambas monedas intentan ser la moneda pequeña de Bitcoin para transacciones de menor valor, calificándolas muchos como “la plata y el bronce“. Este razonamiento no tiene demasiado fundamento cuando 1 satoshi (0.00000001 bitcoins) tiene un valor de unos 0.0002 céntimos de dólar. Un valor suficientemente pequeño como para permitir pequeñas transacciones entre las partes.

Es seguro que el futuro de las altcoins no pasa por ninguna de estas dos monedas. Para poder tener una utilidad real fuera de la especulación, los desarrolladores deben crear criptomonedas con verdaderos avances respecto a Bitcoin. Algunas como Dash o Monero decidieron centrarse en el anonimato; otras como BitShares o Counterparty gestionan la participación en empresas descentralizadas; incluso usos específicos como el de Gridcoin, Primecoin o Ether podrían tener cabida.

Dejemos las promesas a un lado y centrémonos en ofrecer mejoras reales a la comunidad.

TheBitcoinNews.com – leading Bitcoin News source since 2012