Los reporteros del Wall Street Journal (WSJ) vincularon el innovador sistema de intercambio de criptomonedas con el lavado de dinero. “How Dirty Money Disapappearars Into the Black Hole of Cryptocurrency” (Cómo el dinero sucio desaparece en el agujero negro de Criptomonedas), fue su producto publicado tras meses de periodismo de investigación. El CEO de la compañía, Erik Voorhees, afirma que la cooperación con el WSJ fue obtenida “bajo falsas pretensiones”. También acusa al WSJ de “omitir información relevante” entre otras cosas.

El CEO de Shapeshift, Erik Voorhees, Llama Al Artículo Del Wall Street Journal Un “Ataque”.

El CEO de Shapeshift, Erik Voorhees, ganó tanta credibilidad en el espacio cripto como cualquiera. Su compañía ha estado presente durante casi la mitad de toda la historia de la naciente industria. Si hubiera un pariente externo/interno de las criptomonedas, una especie de embajador de la revolución monetaria digital descentralizada, es seguro escribir que el Sr. Voorhees haría parte de muchas listas top 10, y Shapeshift es su contribución más notable junto con Bitinstant, Coinapult, y Satoshidice.

“Shining Light on WSJ’s Attack on Shapeshift and Crypto” (Luz Al Final Del Túnel En El Ataque Del WSJ a Shapeshift y Cripto) es el intento del Sr. Voorhees de establecer el registro, tal como él lo ve, directamente. Si las organizaciones de noticias de finanzas tradicionales fueran a “atacar”, realmente no podrían hacerlo mejor que él y Shapeshift. Aparte de eso, él y la plataforma de intercambio creen que el WSJ produjo una pieza de éxito puro, ganando confianza durante “5 meses” sólo para “omitir información relevante”, pasando por alto la “oportunidad de prevenir posibles actividades ilícitas”, demostrando en última instancia que los reporteros “no tienen un conocimiento suficiente de la tecnología blockchain y de nuestra plataforma en particular”, insiste el Sr. Voorhees.

No ha sido exactamente un mes maravilloso de relaciones públicas para la veterana firma. Como estas páginas informaron a principios de septiembre, “La plataforma de intercambio de criptomonedas sin custodia, Shapeshift, ha introducido un programa de membresía que pronto será obligatorio […] la plataforma de intercambio tendrá que empezar a recoger información personal básica de sus usuarios, y habrá cinco niveles de membresía”. La mudanza fue recibida con críticas generalizadas, especialmente entre los experimentados dentro del espacio. Para entonces recibir aún más artillería del lado institucional de las finanzas más o menos al mismo tiempo, probablemente no es lo que la empresa necesitaba.

Gráfico proporcionado por Shapeshift.

Pretensiones Falsas, Omisiones e Insuficiente Comprensión

“Los reporteros del WSJ nos contactaron hace meses”, detalla el Sr. Voorhees, “pidiendo ayuda amistosa para un artículo sobre la industria de las criptomonedas en general. Durante un período de cinco meses, fuimos abiertos y complacientes con sus preguntas mientras que, en contraste, tergiversaron sus intenciones hasta hace muy poco”, quejándose además, “no incluyeron ni una sola declaración de esas largas discusiones, prefiriendo en su lugar incluir comentarios fuera de contexto que yo había hecho en otra parte”. A juicio del Sr. Voorhees, el WSJ tenía otra agenda.

Para que cualquier pieza investigativa sólida tenga bases, se requiere información estadística por contexto, amplitud. El director general de la empresa asume el uso de los hechos básicos por parte de los periodistas, y teme que hayan tergiversado su significado o que hayan omitido por completo el contexto relevante. Una de las acusaciones fue acerca de los 9 millones de dólares que se lavaban a través de Shapeshift.

Gráfico proporcionado por Shapeshift.

“9 millones de dólares (aunque fuera cierto) es 0.15% del volumen de intercambio de Shapeshift durante el período de tiempo descrito; Tenemos un sólido historial de cumplimiento de las solicitudes de las fuerzas de seguridad [….]; Trabajamos con otras plataformas casi a diario para identificar y bloquear a ladrones y delincuentes, a través de un grupo de autocontrol Shapeshift creado para proteger a los usuarios y a la industria; Bloqueamos países enteros en las listas de sanciones; tenemos un programa interno contra el lavado de dinero que utiliza técnicas forenses de la tecnología blockchain bastante avanzados en el campo (y podríamos argumentar que efectivas) que pedirle a alguien su `nombre y dirección’; al enterarnos de ellas, hacemos listas negras de direcciones sospechosas”, explica. “No se menciona nada de esto en el artículo del WSJ.”

El Buen Periodismo Continúa El Diálogo Después De La Publicación

Quizás el problema más frustrante para cualquiera que esté inmerso en el mundo de las criptomonedas es tener que explicar a los medios de comunicación convencionales lo básico. Si los periodistas no los ven, sus relatos y conclusiones pueden ser devastadores.

“Y los reporteros del WSJ parecen haberse confundido sobre cómo funciona nuestra plataforma”, enfatiza el Sr. Voorhees. “Basándonos en nuestro propio análisis de las transacciones citadas en el artículo, el WSJ atribuyó erróneamente vastas sumas de transacciones supuestamente ilícitas a Shapeshift de una manera que muestra un profundo fracaso a la hora de comprender cómo funcionan realmente la tecnología blockchain, en general, y nuestro sistema en particular”.

A continuación, enumera tres ejemplos bastante rutinarios de cómo el WSJ supuestamente se equivocó, usando una ilustración de $600: “En otras palabras, $600 de fondos sospechosos fueron enviados a una plataforma la cual no era Shapeshift. Debido a que Shapeshift es cliente de esta misma plataforma – 10 meses más tarde en una transacción completamente independiente – la plataforma envió fondos a Shapeshift. Los autores no entendían cómo leer correctamente las transacciones en cadena, así que asumieron que había 70.000 dólares en ‘dinero sucio’ enviados a Shapeshift. Acusación: 70.000 dólares lavados por Shapeshift; La realidad: 0 dólares lavados por Shapeshift”.

Para ser justos, el buen periodismo sacude las jaulas, llega a la raíz e irrita a los que están bajo su microscopio. Pero el buen periodismo también debe rendir cuentas, y los autores de los artículos de investigación tienen el deber de continuar el diálogo incluso después de su publicación, a fin de permitir que los lectores se acerquen más a las supuestas verdades reveladas. “Hemos encontrado muchos otros ejemplos”, se queja el Sr. Voorhees. “Le pedimos al WSJ que nos enviara el ID de la transacción específica […] Al momento de escribir esto, el WSJ no ha querido o no ha podido enviar los datos de transacción solicitados […]”.

For the latest cryptocurrency news, join our Telegram!

¿Qué opinas de las afirmaciones del WSJ y de la respuesta de Shapeshift? Comparte tu opinión sobre este tema en los comentarios en la parte de abajo.

Autor Original: C. Edward Kelso


Imágenes cortesía de Pixabay, Shapeshift.


Ahora puedes acceder a Satoshi Pulse. Un listado completo y en tiempo real del mercado de criptomonedas. Mira precios, gráficos, volúmenes de transacciones y mucho más para las 500 principales operaciones de criptomonedas en la actualidad.

Noticias.bitcoin.com is author of this content, TheBitcoinNews.com is is not responsible for the content of external sites.

 

source: https://noticias.bitcoin.com/noticias/el-ceo-de-shapeshift-responde-a-las-acusaciones-de-lavado-de-dinero-del-wall-street-journal/