Advertisment

Justin Wales y Arnaldo Rego, abogados de Carlton Fields, han realizado una encuesta en los 50 estados de los EE.UU. en busca de claridad sobre las leyes de transmisión de dinero en relación con las criptomonedas. A medida que aumenta la adopción y el uso general, los estados parecen estar fallando en mantenerse al día, dejando a muchos entusiastas preguntándose si están cometiendo algún delito.

En Casi La Mitad De Los EE.UU., Los Entusiastas De Las Criptomonedas No Están Seguros Acerca De La Ley

De los 50 estados de EE.UU., 12 han sido juzgados “poco claros” en términos de leyes de lavado de dinero y cómo eso se relaciona con las criptomonedas. Esto es significativo debido a la forma en que los entusiastas han sido procesados en los Estados Unidos por los reguladores. Investigadores legales de la firma de abogados Carlton Fields examinaron los 50 estados y Washington DC con respecto a la ley para las criptomonedas.

Un poco mejor que “poco claro”, 11 estados adicionales fueron considerados “probablemente no aplicables a las criptomonedas” en sus leyes de lavado de dinero, haciendo de una mitad combinada del país un lugar decididamente riesgoso para aquellos que intercambian cantidades regulares.

“Hubo un tiempo en que tenía mucho sentido que los estados regularan la transmisión de dinero”, señalan los investigadores legales en su examen, “o el negocio de transferir fondos, divisas u otros sustitutos del dinero”. En una economía predigital, casi todas las empresas transmisoras de dinero tenían que estar físicamente ubicadas en el estado donde ofrecían servicios de pago o financieros para sus residentes, tales como facilitar el pago de facturas de electricidad o el cambio de divisas antes de un viaje”.

Sin Fronteras

Las monedas digitales son, por definición, casi sin fronteras, y van de un bolsillo a otro a través de teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles, ordenadores de sobremesa y tabletas sin pensar en la jurisdicción. De hecho, los investigadores subrayan que “en la era de las criptos, las reglas de los transmisores de dinero gradualmente hacen las cosas más complicadas. No está claro si una compañía que emite un token, que opera una billetera o que facilita transacciones de cripto a cripto o de cripto a fiat necesita una licencia en todos los estados en los que teóricamente podría operar”.

Tomemos, por ejemplo, el estado de Michigan. El Sr. Wales y el Sr. Rego lo han clasificado como “poco claro” para los usuarios de criptomonedas, y un estudio anecdótico de la cobertura informativa parece confirmar ese análisis. Este mismo mes, de hecho, informamos sobre la acción de la SEC contra Tokenlot, un grupo con sede en Michigan, que se autoproclamaba como una “supertienda ICO”.

La resolución del caso es bastante insatisfactoria: “Sin admitir ni negar las conclusiones de la SEC, Tokenlot, Kugel y Lewitt dieron su consentimiento a la orden de la SEC y acordaron pagar 471.000 dólares en concepto de devolución de más 7.929 dólares en concepto de intereses, y contratarán a un tercero independiente para que destruya el inventario restante de activos digitales de Tokenlot”, según Steven Peikin, de la División de Cumplimiento.

El Estado De Michigan Es Un Caso Clave

A finales de 2017, otro michiguense, Bradley Anthony Stetkiw, entró en conflicto con la ley federal al usar la plataforma de intercambio de criptos P2P, Localbitcoins.com. La SEC acusó al hombre de “comprar, vender e intermediar ‘tratos por cientos de miles de dólares en bitcoin mientras no cumplía con los requisitos de registro de empresas de transmisión de dinero establecidos en el Título 31 del Código de los Estados Unidos, Sección 5330′”, el cual también documentados.

Los lectores podrían ser excusados, entonces, por colocar a Michigan en la columna de estados abiertamente hostiles al dinero digital descentralizado. Pero no tan rápido, el estado se encuentra entre los diez primeros en términos de uso de criptomonedas (octavo), y en su ciudad más grande, Detroit, “un puñado de cajeros automáticos basados en criptomonedas están apareciendo en gran número en tiendas de licores, gasolineras y lugares de control de efectivo”. Solo por mencionarlo.

Complicando aún más las cosas, los investigadores también explican: “Hoy en día, las empresas transmisoras de dinero a menudo tienen que solicitar licencias separadas dentro de los estados en los que operan, además de registrarse como un ‘Negocio de Servicios Monetarios’” ante los reguladores federales. “Esto ha hecho que el costo de ofrecer servicios de transmisión de dinero en todo el país sea increíblemente caro y lleve mucho tiempo. Aunque el costo y la dificultad de obtener una licencia varía según el estado, a partir de agosto de 2018 todos los estados, excepto Montana, requieren al menos algunos negocios de servicios monetarios para obtener una licencia de transmisor de dinero para operar legalmente”.

Para los estadounidenses, “no siempre está claro cómo las redes de pago descentralizadas o la emisión de activos digitales implican las regulaciones existentes. Algunos estados, para bien (Wyoming) o para mal (Nueva York), han enmendado explícitamente la legislación para abordar los activos digitales, pero para cada pieza clara de orientación legislativa, hay muchas jurisdicciones que dejan a los empresarios – y en algunos casos, a los usuarios de la moneda digital – en la oscuridad”, advierten.

¿Crees que se necesita una orientación más clara sobre el uso de las criptomonedas? Comparte tu opinión sobre este tema en los comentarios en la parte de abajo.

Autor Original: C. Edward Kelso


Imágenes cortesía de Shutterstock


Verifica y realiza seguimiento de las transacciones de Bitcoin Cash en nuestro Explorador de Bloques de BCH, el mejor de su clase en cualquier parte del mundo. Además, mantente al día con tus activos en BCH y otras monedas con nuestros gráficos de mercado en Satoshi’s Pulse, otro servicio original y gratuito de Bitcoin.com.